¿Sabes en qué se diferencia un termo eléctrico de una bomba de calor?

¿Sabes en qué se diferencia un termo eléctrico de una bomba de calor?

Elegir el mejor sistema de producción de ACS para la vivienda no siempre es sencillo. En el mercado existe una amplia gama de soluciones que pueden satisfacer todo tipo de necesidades de instalación y de demanda de agua caliente, por lo que la elección debe basarse en cuestiones como el tipo de vivienda, su uso (no es lo mismo una residencia habitual que una casa de vacaciones), el número de cuartos de baño o las personas que viven en ella. Por supuesto, la eficiencia energética y el confort también deben ser una prioridad a la hora de tomar esta decisión.

Los equipos para la producción de agua caliente pueden ser instantáneos o por acumulación. En los sistemas instantáneos, el agua se calienta en el mismo momento en el que el usuario la demanda, mientras que, en los sistemas por acumulación, el agua se calienta poco a poco y se mantiene a la temperatura de consumo en el interior de un depósito.

 

Termo eléctrico y bomba de calor: producción de ACS por acumulación de TESY

Tanto el termo eléctrico como la bomba de calor son equipos eficientes, limpios y seguros, que ofrecen muchas ventajas: apenas necesitan mantenimiento y, al no utilizar gas, no es necesario hacer revisiones periódicas, como ocurre con las calderas

Con un termo eléctrico o una bomba de calor tampoco tendrás problemas de presión de agua, ya que ambos suministran ACS independientemente del caudal.

Para elegir un termo eléctrico o una bomba de calor, el primer paso es dimensionar correctamente qué volumen de agua caliente necesitas, así como las características de la vivienda e instalación, si existe una instalación previa o no, y si queremos optar por una energía renovable, como la aerotermia, o 100% por electricidad.

A pesar de que ambos equipos están destinados a la producción y acumulación de agua caliente sanitaria, lo cierto es que el funcionamiento y el rendimiento del termo eléctrico y la bomba de calor son diferentes.

 

Características el termo eléctrico

Un termo eléctrico básicamente es un depósito de acero o calderín, con una resistencia eléctrica en su interior, en el que se acumula agua caliente hasta el momento de su uso.

Su funcionamiento es sencillo. El agua entra en el tanque y se calienta gracias a la resistencia eléctrica. Cuando adquiere la temperatura deseada, esta se apaga, siendo el aislamiento del tanque el que mantiene el agua caliente para su uso en grifos, duchas, etc. Una vez la temperatura del agua desciende, la resistencia se enciende de nuevo.

Cuando el tanque del termo eléctrico se vacía por completo, es necesario esperar para que el termo se llene y el agua se caliente de nuevo.

La resistencia del termo eléctrico puede ser blindada (en contacto directo con el agua) o envainada (insertada en una vaina que la protege del contacto directo con el agua). Las primeras se recomiendan en zonas de aguas blanda, mientras que las segundas se recomienzan en zonas con agua dura para reducir la acumulación de cal También hay termos diseñados específicamente para una mayor vida útil en áreas con agua dura o altamente mineralizada, como la gama Modeco de TESY, que incorpora una resistencia cerámica envainada que trabaja a baja temperatura en superficie, limitando drásticamente la acumulación de cal en su superficie.

Por otra parte, la oferta de termos eléctricos es amplísima. Encontramos termos de diferentes volúmenes, diámetros y forma para poder instalarlos en distintos espacios. Opciones de programación, control a través de internet, funcionamiento inteligente, alertas de seguridad o sistemas de auto diagnóstico, son algunas de las funciones que podemos encontrar actualmente en un termo eléctrico.

Respecto al diseño, destacamos la gama BelliSlimo de TESY, que constituye la combinación perfecta entre innovación tecnológica y diseño italiano: gracias a su silueta ultra plana, los termos de la gama pueden instalarse incluso en huecos estrechos.

 

Características de la bomba de calor

Una bomba de calor para ACS está constituida por un tanque o acumulador vertical que incorpora en su parte superior una bomba de calor aire-agua.

De forma general, las bombas de calor de aerotermia son considerados equipos de energía renovable, ya que la energía que emplea de forma mayoritaria es el calor contenido en el aire ambiente, generando con ello un ahorro de más del 73% en el consumo de electricidad, en comparación con un termo eléctrico clase D.

La bomba de calor extrae calor del ambiente y expulsa el frío restante. Este detalle es importante a la hora de decidir el lugar de ubicación de la bomba de calor, ya que tenderá a enfriar el ambiente. El espacio además debe cumplir unos mínimos: disponer de un desagüe y de una toma de agua y disponer de un espacio de unos 20 metros cúbicos para el intercambio del aire.

Con una bomba de calor para ACS podrás calentar el agua hasta 65ºC. A través del ciclo de compresión de un gas refrigerante, potencian esa energía por más de cuatro para obtener el agua caliente sanitaria de forma eficiente, incluso con aire a temperaturas bajo cero.

Otra ventaja a tener en cuenta es que se trata de un sistema que no genera humo, gases o cenizas en el edificio, por lo que evita problemas de evacuación de los gases de combustión propios de otras opciones.

AquaThermica, las bombas de calor de TESY, está considerada una de las gamas de aerotermia más eficientes del mercado. Todos los modelos tienen clase energética A+, y garantizan un ciclo refrigerante equilibrado y preciso gracias a un ventilador EC y a una válvula electrónica regulada.

Todos nuestros modelos incluyen una resistencia eléctrica de apoyo para que la bomba pueda seguir suministrando agua caliente cuando las condiciones ambientes están fuera de los límites establecidos, o cuando queremos reducir el tiempo de calentamiento o cuando queremos elevar la temperatura del agua por encima de los 65º, cosa que ocurre de forma automática cuando se activa el ciclo antilegionella, que garantiza la eliminación de todo tipo de bacterias.

Respecto a la instalación de la bomba de calor, también es sencilla. Deben ser instaladas en el interior de la vivienda, generalmente en garajes o despensas (ocupa más espacio que un termo eléctrico).

 

Termo eléctrico vs. bomba de calor

La bomba de calor para ACS es la principal alternativa al termo eléctrico debido a su eficiencia energética y al importante ahorro energético que genera. En este post puedes consultar todos los beneficios que comporta.

Eficiencia energética

El rendimiento de una bomba de calor de aerotermia, en condiciones óptimas, puede alcanzar el 400%. Esto quiere decir que genera más de 4 kW térmicos por cada 1 kW eléctrico consumido. En el caso AquaThermica, todos los modelos ostentan la mejor clase energética posible, A+.

Inversión

Quizá uno de los inconvenientes que existen aún con respecto al termo eléctrico y la bomba de calor es el coste inicial que representa la inversión de un aparato en relación a otro, ya que siguen siendo más asequibles los termos eléctricos. No obstante, teniendo en cuenta el ahorro generado por la bomba de calor, la amortización de la inversión se consigue en poco tiempo.

Integración

Las bombas de calor de aerotermia son ideales para trabajar y conectarse con sistemas solares térmicos, paneles fotovoltaicos o calderas de calefacción, optimizando con ello la instalación existente y asegurando la producción de ACS necesaria.

Los termos eléctricos también permiten esta opción si incorporan un serpentín o intercambiador de calor en su interior, funcionando en este caso como acumuladores de ACS.

 

 

 

Instalación

La instalación de un termo eléctrico es algo más sencilla que la de una bomba de calor.

Los termos eléctricos pueden ser instalados en vertical o horizontal, incluso hay modelos reversibles para poder ser instalados como convenga. Así mismo, los termos eléctricos se instalan todos en pared.

En el caso de las bombas de calor AquaThermica de TESY, disponibles con capacidades de 200 y 260 litros, son aparatos de instalación en el suelo, aunque próximamente también estará disponible para instalación en pared con menos capacidad. Es importante que la lleve a cabo un profesional para garantizar la estabilidad del gas refrigerante y la correcta manipulación del aparato.

 

¿Estás pensando en cambiar tu termo eléctrico? ¿Quieres sustituir tu antiguo termo por una bomba de calor? Ambos sistemas pueden ser ventajosos para ti.

[Total: 0   Promedio: 0/5]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now ButtonLlamar