¿Qué tipo de humedades hay en casa y cómo puedo prevenirlas?

¿Qué tipo de humedades hay en casa y cómo puedo prevenirlas?

La solución a las humedades de tu hogar está en las recomendaciones de nuestros fontaneros y albañiles profesionales: sigue sus consejos para combatirlas.

Se trata de uno de los problemas más habituales en cualquier hogar: prácticamente todos ellos las sufren en las temporadas frías y/o lluviosas del año. Pero precisamente por su frecuencia y aparente inocuidad terminamos dejando su detección y reparación para más adelante, como una tarea eternamente postergable.

CUIDADO: nada más lejos de la realidad. Las humedades y las goteras son peligrosas para tu salud y tu cartera. Los fuertes olores a moho, el efecto antiestético de esos desagradables puntitos negros en la pared y las feas grietas en la pintura o en la madera son solo la punta del iceberg. Detrás existe un riesgo de propagación de hongos y microorganismos muy perjudiciales para nuestro sistema respiratorio (especialmente peligroso para alérgicos y asmáticos).

Y aunque la salud es lo más importante y debería motivarte a ponerle solución inmediata, piensa queuna detección temprana de estos daños te puede ahorrar mucho dinero si logras acotar la intervención a una zona restringida y evitar que la humedad, de expansión silenciosa pero rápida, dañe más partes de tu hogar.

¿Qué tipo de humedad tengo?

Hay 4 grandes grupos:

  • Humedades por capilaridad: se dan en lugares en contacto directo con el terreno, como sótanos, garajes y plantas bajas. El agua y las sales minerales del suelo penetran a través de los poros de los materiales, y se debe a una mala impermeabilización de las obras. Suelen dejar manchas horizontales.
  • Humedades por filtración: las causa la penetración de agua directamente desde el interior de las paredes –tuberías empotradas en forjados, por ejemplo. Las fugas y roturas, además de los aislamientos defectuosos o inexistentes en las canalizaciones de agua son sus causas, y su origen concreto resulta más difícil de encontrar.
  • Humedades por condensación: provienen del vapor de agua generado en casa, en zonas como baños y cocinas, y con los contrastes fuertes de temperatura entre el interior y el exterior del hogar. Se suelen concentrar en ventanas y paredes.
  • Humedades medioambientales: hay zonas, como las playas o las montañas, que provocan de forma natural una humedad constante y agresiva para nuestras instalaciones. Las sales que transporta el aire cerca del mar son altamente abrasivas para los materiales.

¿Cómo prevenir las humedades?

Hay mucho que podemos hacer para combatir la creación y expansión micológica causada por la humedad:

  • Ventila tus espacios a diario, creando corrientes de aire en casa que no permitan la acumulación de humedad en puntos concretos.
  • Tiende la ropa fuera siempre que sea posible. Lávala y plánchala con ventilación al exterior.
  • Airea y aísla bien las zonas húmedas de la casa, como baños y cocinas.
  • Evita los golpes de calor derivados de fuertes subidas de la calefacción, ya que condensarán el agua del ambiente en techos y ventanas.
  • Instala deshumidificadores eléctricos o absorbentes de la humedad, que mantengan tu índice de humedad entre un 40% y un 60%.
  • Trata las paredes interiores con revestimiento aislante entre pared y pintura, que tenga funciónantihongos.

Si ya has detectado la humedad es conveniente que contactes con un fontanero que resuelva la avería para evitar problemas mayores.

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para aportarle una mejor experiencia de navegación y un servicio más personalizado. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información consultando nuestra política de cookies. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies